7 consejos para proteger el cabello en verano

El verano es la única temporada en la que parece apropiado ser completamente libre, tomar riesgos, divertirse y relajarse en la playa y la piscina de cualquier rincón del mundo. Al igual que la piel, el cabello necesita cuidado y protección del sol y de las actividades típicas del verano. Aquí tienes algunos consejos para tener en cuenta mientras disfrutas de los meses de calor.

1. Conserva el color natural.
Más que en cualquier otro momento, es chic y saludable usar el color natural del cabello. El sol, el calor, la sal y demás elementos son agresivos para el cabello. ¿Por qué sumar la coloración a esa lista? Adopta un look natural hasta que llegue el otoño.

2. Crea un escudo protector para el sol y la piscina.
Las cosas más agradables del verano –el clima cálido, pasar tiempo al aire libre, tomar sol y nadar en el mar o en la piscina– pueden dañar el cabello. Antes de dejarte llevar por la diversión del verano, humedece el largo del cabello con agua dulce y aplica una crema acondicionadora sin aclarado. El cabello quedará inmerso en un producto puro, nutritivo y protector y estará menos expuesto a absorber los agentes químicos de la piscina o la sal del mar.

 

3. Lava el cabello con cuidado.
El cabello se ensucia mucho en la playa o la piscina. Tenemos la tentación de lavarlo y frotarlo con frecuencia. No hay problema, siempre que uses un shampoo suave formulado especialmente para eliminar la sal, el cloro y los residuos de arena y dejar el cabello protegido para la próxima jornada al sol. Esto reduce la sequedad innecesaria.

4. Evita el calor excesivo.
El verano ya es cálido de por sí. El cabello no necesita un secado intenso ni herramientas térmicas además de estar expuesto al sol. La clave es limitar el uso de calor tanto como sea posible. Una buena opción es dejarlo secar al aire y solo usar el secador y las planchas ocasionalmente. Esto realmente minimiza los daños típicos del verano.

6. Salud e hidratación.
La salud es esencial para la belleza en general y el cabello no es una excepción. Para evitar que el cabello se reseque demasiado durante el verano, bebe muchos líquidos frescos e incorpora frutas y verduras frescas a tu dieta. Un cuerpo sano e hidratado hace que sea más fácil conseguir un cabello hermoso, especialmente en verano.

5. Atrapa la hidratación.
La sequedad es el peor enemigo del cabello durante el verano. Necesitas toda la hidratación que puedas conseguir. Lo cual no es problema cuando tienes una buena rutina capilar con productos hidratantes; comienza con una buena mascarilla y un acondicionador sin aclarado. Además, cuando estés al aire libre, trata de usar sombrero. El cabello se mantendrá protegido del sol y conservará la humedad en el interior.

 

7. Disfruta de un tratamiento nocturno.
Los días largos y calurosos del verano tienen un impacto sobre tu cabello. La noche es una gran oportunidad para reparar y restaurar su vitalidad. Aplica una crema acondicionadora hidratante sin aclarado en el cabello antes de acostarte, concentrándote en las zonas secas y con frizz. Al despertar, tus problemas de sequedad en el cabello se habrán esfumado.